Un buen educador es fan de jarabe de palo

Hoy vamos a explicarte como diferenciar en 15  segundos a un Adiestrador de un Educador canino.

Puede que la idea de aprender este truco no te resulte muy motivadora pero que me dirías si te pregunto: ¿Qué titulación o experiencia tiene la persona a la que le has encargado la educación de tu peludo? 

¿Sabrías responder rápidamente, tendrías que pensarlo o directamente no tienes ni idea?

Es algo muy común que unos padres dediquen mucho tiempo en buscar un colegio para su hijos que consideren “ideal” para el buen desarrollo mental y social de la criatura, incluso se pregunta a otros padres, se puede incluso cambiar de domicilio o hacer alguna “pirula” para que lo lleguen a admitir.

Ahora me dirás que es normal puesto que el niño va a estar mucho tiempo en ese lugar y tiene que encajar a la perfección. Vale, estamos de acuerdo.

Pero, ¿Qué pasa cuando decidimos incorporar a un perrete e nuestras vidas? ¿Tenemos la misma exigencia cuando buscamos a un educador/a?.

La respuesta en general es no, la gran mayoría de ocasiones la elección se realiza por la cantidad de seguidores que tiene esa persona en Instagram sin mirar más allá. Pues para vuestra sorpresa, algunos/as de estos famosetes influencers/educadores tienen la experiencia justa para enseñar a un cachorro a sentarse, otros cuelgan vídeos de su perro poniéndose un traje de buzo y saltando de una cascada de 50m. pero no te enseñan que está como una regadera y que se come a los otros perros por la calle o incluso me han comentado de algunos que ni si quiera tienen titulación.

No queremos quedarnos en la superfície porqué sería lo fácil así que vamos a empezar con lo bueno: ¿Cómo diferenciar a un adiestrador de un educador canino?

1 - Pregunta

Coge por banda al “entrenador” de turno y hazle un par o tres de preguntas “random” sobre perros.

Si la mayoría de veces tiene una sola respuesta malo… seguramente estemos hablando de un adiestrador que quiere solucionarlo todo a base de obediencia, ¡Huye!.

Si su respuesta la mayoría de las veces es “depende” es muy probable que estemos ante un educador canino en toda regla.

2 - Observa

Observa las herramientas que posee a la hora de comunicarse y hacerse entender, tanto con perros como con humanos. 

Piensa que esta persona tiene que saber enseñarte a ti, no al perro así que tiene que poder transmitir de una forma sencilla y siempre pendiente de la comprensión por la otra parte.

3 - Previsión exacta

Un educador difícilmente pondrá un plazo en la que asegure el trabajo se haya cumplido en su totalidad.

En primer lugar porque el trabajo con un perro es continuo y se tiene que ir reforzando con regularidad y constancia.

Segundo porque es imposible saber cuando un perro u otro va a dejar de hacer sus necesidades en casa o va a empezar a hacer el suficiente “caso” para dejarlo/a suelto/a. Cada perro es un mundo y si bien es cierto que en algunas ocasiones podemos hacer previsión aproximadas en la mayoría no solo no sirve para nada, sino que puede generar frustración y llegar a provocar que la gente tire la toalla al creer que no van a poder sino han podido en este tiempo.

4 - Pociones mágicas

Cuando nos saquen una única poción mágica para resolverlo todo es probable que encontremos pocos recursos para trabajar según que aspectos.

Es bastante fácil identificar a este tipo de “vendedores” ya que, como comentamos antes, te dirán que le pidas o le exijas obediencia a tu perro en cualquier situación. Distraerlo con comida o con un juntos puede estar bien para empezar pero sin nos quedamos ahí seguramente poco vayamos a evolucionar.

 

 

En este post no queremos atacar la figura del adiestrador, hay muchísimos que se dedican de forma profesional y “exclusiva” al adiestramiento y son la caña.

Tampoco se trata de hacer 2 bandos e iniciar  una guerra, cada uno en su ámbito podemos convivir perfectamente, la finalidad es tan solo dar a entender que la elección puede marcar el  futuro en la relación con tu perro y en que pienses bien que quieres conseguir antes de escoger. 

Síguenos en las redes sociales

WhatsApp Escríbenos por WhatsApp